Primeras veces

Que bella es su sonrisa cuando la tensión del primer beso se disipa,

así como la incertidumbre de encontrarse por primera vez

la ansiedad de querer hablar de todo y no poder terminar nada

porque cada frase lleva a otra y a otra.

Como un gran árbol el cual vamos recorriendo por las ramas

y sólo cuando llegamos a la copa notamos

como nuestra conversación fluyó sin límites

sin poder recordar cómo llegamos adonde llegamos.

Mis sentidos aún me regalan vestigios de la noche pasada,

tu aroma sigue viva en mis labios y tu sonrisa en mis ojos

puedo sentir tu pecho apretándose contra el mío

y la sonrisa que me generaron tus besos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s