Vidriera

En qué momento se volvió más importante una foto de lo que hacemos,

que lo que hacemos por sí mismo?

Cuándo fué que mostrar la acción

pasó a generar mayor satisfacción que la acción en sí?

Somos conscientes del sometimiento a la vidriera social?

Acaso no nos llena el simple hecho de hacer algo?

Tanto necesitamos la “validación” de otras personas?

A dónde nos llevó el cambio social? el “avance” de la tecnología?

Qué tan a gusto estamos con todo ésto?

Nos pusimos a pensar en por qué hacemos lo que hacemos?

Qué tan duradera es esa sensación de satisfacción?

Preguntas que, antes que respuestas

mejor que generen reacciones.

Conciencia sobre lo que hacemos,

puntos de partida para una vida más nuestra

y menos de los demás.

Luna

“Cada luna es distinta.
Cada luna tiene su propia historia.
Dichosos quienes pueden olvidar su mejor luna.”

 

Quién dijo que hay que olvidarla?
Vivámosla,
recordémosla,
que nos haga sonreir
aunque ya no nos hierva la sangre
como solía hacerlo.
Amemos cada luna,
como si fuera la primera,
como si fuera la única.
“Mujeres de ojos grandes” – Ángeles Mastretta

Trabajo

Deseo un trabajo que no me apague
que me permita ver el sol a diario
y no sólo unos débiles rayos
cuando mi día esté llegando a su fin.

La lejanía de la naturaleza me apaga,
me pierde,
me cubre de telas oscuras que no me dejan ver,
que no me dejan ser,
que quitan sensibilidad a mis sentidos.

Cuan delicioso es el aroma de la hierba mojada,
de maderas quemando y haciéndose cenizas,
como si fueran pellizcos de realidad
que pueden traerte de vuelta
desde donde sea que tu mente te llevó.

Simpleza

Dejé el bosque por una razón tan buena como la que me llevó allí. Tal vez me pareció que tenía varias vidas más que vivir, y que no podía dedicarle más tiempo a esa. Es notable lo fácil e inadvertidamente que caemos en una ruta particular y nos creamos nosotros mismos una senda trillada..”

La superficie de la tierra es blanda y sensible a los pies del hombre, y lo mismo pasa con las sendas que sigue la mente.¡Qué gastadas y polvorientas deben estar entonces las carreteras del mundo, qué profundos los baches de la tradición y el conformismo! Yo no quise un pasaje en camarote, sino que preferí ir delante del mástil y en la cubierta del mundo, porque allí podía ver mejor la luz de la luna entre las montañas. Ahora no quiero ir abajo.

Con mi experimento aprendí al menos esto: que si uno avanza con confianza en la direccion de sus sueños e intenta vivir la vida que ha imaginado, se topará en momentos comunes con un éxito inesperado. Dejará cosas atrás, cruzará una frontera invisible; leyes nuevas, universales y más liberales empezarán a establecerse solas alrededor y dentro de él; o se ampliarán las viejas, interpretadas a su favor en un sentido más liberal, y vivirá con la licencia de un orden de seres más elevado. A medida que simplifique su vida, las leyes del universo parecerán menos complejas, y la soledad no será soledad ni la pobreza será pobreza, ni la debilidad, debilidad. Si uno ha construido castillos en el aire, su trabajo no tiene por qué perderse; es allí donde deben estar. Ahora hay que ponerles abajo los cimientos.

Walden – Henry Thoreau

Distancia

“Cuando alguien habla de amor a distancia, su voz siempre suena como si estuviera contando una mala noticia. La distancia es la hija malparida de una nostalgia demasiado cómoda y un amor demasiado cobarde. Le imprimimos, irresponsablemente, el estatus de sentimiento. Por eso decimos que puede doler. Por eso la ponemos por encima del amor.
La distancia es la torta que no te comés porque vas a engordar, el libro que no te comprás porque está un poco caro, el cuento que no escribiste porque pensaste que nadie leería. Un espacio vacío que llenás con miedo para agrandar, en vez de llenar con pasos para hacer más pequeño. Es la trampa que mejor escondiste en este bosque en el que ahora estás perdido. Un no hacer por miedo a lo que no es, nunca escuché cosa más estúpida.
Que la distancia sea sólo parte del plan. Que haya amor antes que distancia. Amor honesto como hiperónimo de las ideas que gobiernan los actos. Así descubriremos si eso a lo que llamamos distancia no es en realidad la expresión matemática de la excusa.”

Parte del plan – Microalmas

Me animo a decir que el problema no es la distancia,
el problema es cuando no sabemos si el amor es amor..
ahí es cuando todo tambalea.

Que haya amor, eso es lo importante.. lo demás se acomoda, se encuentra la manera,
sin amor cualquier mariposa puede ocasionar un tsunami,
todo puede ser una excusa, una razón para dudar, para pensar más que sentir.

Jugando con la palabras, diría que la distancia se vuelve una lupa de la relación, un lastre, la carga de Atlas… algo que pesa, que complica, que te arrincona, que puede hacerte caer.
No creo que la distancia sea parte del plan, acaso deseamos alejarnos de el amor? si así fuera, dudaría un poco del mismo.

En todo caso diría que es una variable añadida, algo que está y debemos encontrar la manera de sortear; un elemento que puede ponernos en la situación de tener que tomar decisiones, que nos saca de la comodidad y nos obliga a actuar. O no, pero el no actuar también es una decisión, tal vez la más cobarde, la de dejarse llevar y que sea lo que sea, no lo que deseamos..

No seamos hipócritas tampoco, la distancia muchas veces es parte de un bello e iluso cuento de amor, de esos que todos queremos vivir pero nadie quiere sufrir, de los que nos vendieron en cada película o libro, pero que nadie quiso arruinar con unas gotas de realidad.

La distancia puede ser el condimento ideal para tornar épico un romance, una historia digna de ser contada de generación en generación.. pero no siempre es así (lamento decirte); resulta ser que la distancia aparece en nuestros caminos y algo debemos hacer con ella.

Puedo sonar demasiado realista,
incluso catalogado como poco romántico,
pero de alguna manera,
supongo que tiro sal en las heridas
para ver si han sanado,
hago declaraciones dispuesto a contradecirlas
en cuanto un atisbo de amor me roce.

Mochilas

Que sensación gratificante la de armar la mochila
no importa por cuanto tiempo salgas
ni la distancia a la que te alejes de tu lugar
de tus obligaciones
de ti mismo

Sea donde sea que el camino te lleve
allí estarás
será inevitable cruzarte
a tí o a tus miedos,
a tus alegrías,
a tus duelos..

Siéntate,
siéntete,
vívete.

No hay lugar más bonito
que dentro de nuestro corazón.

Caminos

No quisiera que nadie adopte mi estilo de vida en modo alguno; porque aunque lo pudo haber aprendido bien, quizás yo encuentre otro para mí, deseo que haya tantas personas distintas en el mundo como sea posible; pero cada una debe tener mucho cuidado en encontrar y seguir su propio camino, y no el de su padre, madre, o vecino. El joven puede construir o sembrar o navegar, solo dejemos que nada le impida hacer lo que desea. Es una cuestión matemática la que nos hace sabios, como el marinero o el esclavo fugitivo que mantienen fija la vista en la estrella polar; ésa es guía suficiente durante toda nuestra vida. Puede que no lleguemos a nuestro destino en un tiempo predecible, pero mantendremos nuestro verdadero camino.

Walden, Henry Thoreau

Como el viento..

Yo aquí
tu allí,
quién sabe dónde..
Regalándole sonrisas al sol
y abrazos al viento.

Me hubiera gustado estar en tu sintonía
o que tú estés en la mía
o que aún estando en diferentes sintonías..
Yo ande por allí
y tú por aquí
revoloteándonos de a ratos.

Pero la vida no se vive a base de revoloteos
o no al menos,
la vida que yo quiero,
la vida que tu quieres,
la vida que vale la pena vivir.

Y por más esfuerzo que hiciera,
debía pasar tiempo para sanar,
para poder disfrutar del momento,
del sol en la cara,
de la sonrisa sin razón.